6 de julio de 2012

Insólita actitud del director de la carrera de Historia de la UBA

Sonido y furia contra el Instituto Manuel Dorrego

Lo que pasó el jueves 28 de junio en la Facultad de Filosofía, en la calle Puan, es digno de este pequeño relato. Pacho O'Donnell había sido invitado por la agrupación Megafón, a dar una charla sobre el revisionismo del Instituto Nacional Manuel Dorrego. Víctor Ramos y quien esto escribe acompañamos a Pacho a la reunión.
Al llegar al aula, en la que había unos ochenta compañeros verdaderamente muy jóvenes, se acercó a Pacho un señor que le dijo que iba a polemizar con él, a lo que aquél le respondió sonriente que con mucho gusto. Víctor Ramos y yo estábamos sentados entre el público y no le vimos el rostro.
Pacho O'Donnell realizó una exposición sobre las razones por las cuales era necesaria esta “otra historia” que expresa el Instituto Dorrego. Realizó una fundada y respetuosa crítica, tanto a la vieja escuela mitrista como a sus actualizaciones contemporáneas expresadas en lo que se denomina “el romerismo”, reivindicando, por otra parte, los aportes de la escuela historiográfica conocida como Historia Social.
Al terminar Pacho su exposición se levantó un señor de enormes bigotes de un estilo que ha dejado de usarse hace más de cien años quien comenzó un discurso agresivo, deshilvanado, ofensivo y, sobre todo, gritón contra el orador.
Éste, entre sorprendido, preocupado y no sin una sonrisa, intentaba responder las agresiones y faltas de respeto, lo que era dificultado por el desorden argumental del señor, que no era otro que Mariano Eloy Rodríguez Otero, el director de la carrera de Historia.
Lucía desencajado y era imposible establecer algún tipo de diálogo o, por lo menos, de debate, ya que vociferaba inconexas agresiones verbales con menciones a su carácter de “anfitrión”. Mencionaba un misterioso regalo que dijo haber traído (y que tenía entre sus manos) pero que no se lo iba a entregar al destinatario, Pacho O'Donnell, por respeto (?). Declaró haber sido la persona que le había recibido la renuncia a Luis Alberto Romero a su cargo, nos acusó de haber llenado de romeristas las universidades del Gran Buenos Aires (?), hizo una confusa y desordenada defensa de su propia gestión, hasta que en una de sus variadas agresiones, Pacho se puso de pie en actitud de retirarse.
El resultado fue que el casi centenar de jóvenes presentes comenzaron a cantar la Marcha Peronista, mientras Pacho, Víctor y yo nos retirábamos sorprendidos. Al parecer, el señor Rodríguez Otero escuchó impertérrito la canción peronista para luego encerrarse en otra aula.
Durante todo el viaje de vuelta no dejamos de preguntarnos qué le había pasado y cuál había sido la razón de su insólita reacción. La duda que me quedó, a mí, personalmente, giraba alrededor de su verdadero estado mental. Pacho O'Donnell reflexionaba, a su vez, sobre el estado de la carrera de historia en estas manos.
La agrupación que había invitado a Pacho, por su parte, emitió un comunicado en el que dice, entre otras cosas: “Tal como lo marcó Cristina, el director del Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoameridcano Manuel Dorrego dirige un organismo público que responde a la demanda nacional de una historia patriótica, popular y federalista, alternativa a la liberal, oligárquica, porteñista, antipopular y unitaria. Desde Peronismo Militante y, partidcularmente, desde Megafón, esperamos por la recapacitación y disculpas pertinentes por parte de Rodríguez Otero hacia O'Donnell”.

Aquí el vídeo que el propio Rodríguez Otero subio a la web:

5 comentarios:

CRISTINA - TUCUMÁN dijo...

CURIOSO ACONTECIMIENTO Y QUÉ MAL HABLA SOBRE EL DERECHO A LA INFORMACIÓN SOBRE NUESTRA HISTORIA. UNO TIENE QUE ESCUCHAR Y PUEDE DISCREPAR, PERO PROHIBIR, INTERFERIR. NO SÉ. ENTONCES LOS QUE PENSAMOS ESTAMOS DE VICIO...

Carolina dijo...

Contar los hechos como fueron ni en pedo, no?

Jamws Aswinn dijo...

Me parece una reverenda estupidez esto! Poco serio...eh!

Alexis Romero. dijo...

Hagamos el favor de dejarnos de joder. Desde que a este país lo gobiernan los peronistas, los trabajadores dejaron de luchar por una sociedad igualitaria. Perón los dejó conformes para que dejaran de protestar y siguieran trabajando y así mantener el sistema capitalista aún vigente que transforma a la Argentina en una semicolonia. Los peronistas se han dedicado a embrutecer a los argentinos y no faltan ejemplos de corrupción en sus filas. Perón importaba nazis después de la segunda guerra mundial, Menem privatizó las empresas nacionales y destruyó el sistema educativo argentino, Macri sigue privatizando y poniendo obstáculos a todo lo público y Cristina hace un "pan y circo", conformando a la gente con subsidios pero no con trabajo, pagando millones de pesos por fútbol para todos y tecnópolis, hablando de nacionalismo y permitiendo a las multinacionales mineras seguir explotando nuestro país y hace oídos sordos a las redes de narcotráfico, de corrupción, de inseguridad e inflación en nuestro país. Todos ellos son peronistas. Y vamos a seguir así mientras sigamos votando a peronistas.
Baraibar, creo que su artículo es desagradable y no analiza objetivamente el discurso del profesor Otero. Así contestan los peronistas a quienes opinan diferente: cantan la marcha peronista, como se ve en el video. Me llamo Alexis Romero y cuando vuelva al Joaquín V. González a estudiar Historia, voy a buscar al profesor Otero para darle la mano y felicitarlo.

Luciano Gustavo dijo...

Me parece de cuarta lo que se dice del profesor Otero, yo soy alumno de el en el joaquin en la materia de Historia de España.. Y hacerlo quedar como un loco en este texto que lei es algo estupido..
El es una persona que sabe mucho, y tiene una forma particular de hablar no? pero eso no quita que diga verdades-