16 de julio de 2009



Fernando Iglesias: un lamebotas del poder mediático

Hay un ignoto diputado, que ha intentado iluminar su opacidad, recorriendo cuanto programa opositor existe en el país -el 99 % de ellos- de pasado desconocido. escritor de copie y pegue, con oscuras relaciones con no menos dudosas ongs, que exhibe un curriculum repleto de desconocidos premios y menciones, que se refirió de esta manera a los elogios de Frank LaRue al anteproyecto de Ley de Servicios Audiovisuales:

Dijo el señor Fernando Iglesias, que de él se trata: "Sinceramente,esperaba una actitud diferente de un funcionario de la ONU. La libertad de expresión siempre es un riesgo que tiene la oposición porque el Gobierno es quien detenta el poder. Por eso, si usted quiere saber qué pasa en el país debería hablar con la oposición y no con un Gobierno que le puede contar cuentos de hadas. Y encima usted luego hace declaraciones que lindan la ingerencia en asuntos soberanos de nuestro país, sin siquiera conocer los cuatro proyectos que tiene presentado la oposición".

"Le cuento –agregó Iglesias dirigiéndose a La Rue- que somos nosotros los que recibimos las denuncias en la Comisión porque los que se arrogan el derecho de controlar la democracia no bajan a dar quórum para tratar estos temas en el recinto".

Este crapulita de anónima trayectoria pretende hacer creer al funcionario guatemalteco, como si el hombre fuera imbécil y no supiera la verdad, que el Gobierno es quien detenta el Poder, en la Argentina.

El diputadito porteño, otrora niño mimado de la adiposa dirigente anaranjada, vive en un mundo de película hollywoodense donde el malo es el Gobierno y los buenos la oposición. No importa que en ella militen monopolios como el de Clarín, verdadero y casi exclusivo poder en la formación de la opinión pública argentina, porque el diputadito Iglesias está a favor de los cuentos de hadas de Nelson Castro, de Mariano Grondona, de Leuco o de Majul -el novio mediático de su jefa-.


Pero como el oscuro diputadito sabe la verdad, aprovecha para criticar al enviado de la ONU y así rapiñar un poco de centimil en el amenazado pasquincito de barricada, Clarín, por un gobierno autoritario y arbitrario que tiene el tupé de abrir la discusión de una ley en el seno del pueblo y sus organizaciones.
Iglesias es un tipo para tener en cuenta, cuando haya que atribuir responsabilidades.

Buenos Aires, 16 de julio de 2009

6 comentarios:

Leftraru dijo...

jaja, ese fernando. Tiene un blog y todo, ahi muestra la hilacha proestablishment cuando discute con los que le comentan/mos.

Saludos Julio

Anónimo dijo...

La Ley de radiodifusión la archivaron y no va a salir, que dices Julio tu de esto?

Julio Fernández Baraibar dijo...

Mi respuesta a esa pregunta depende del ánimo con que está formulada.

Facundo Cano dijo...

Este Fernando Iglesias mantiene un discurso muy similar al de Pilar Rahola y al de Fernando Savater, y como ellos cuenta con el favor de la gran prensa y en particular de la que orbita alrededor de la SIP. Así, ha quedado nimbado con una aureola de "filósofo" o "intelectual". En verdad, toda su formación consiste en un curso de Periodismo en TEA. Como Rahola y Savater, siempre afirma ser de izquierda, y agrega a continuación un "PERO..." que será seguido por la totalidad del artículo de turno. Sabe qué melodía piar para que le siga llegando alpiste a la jaula, y al parecer tendrá presencia garantizada en los medios por mucho tiempo. Bien el análisis de Julio.

Facundo Cano

kaid anti.q.carachas@gmail.com dijo...

Julio elegiste la mejor foto del ascendente diputado mediático, es una foto para un Book de modelos, no me digas que no! y confirma sus aspiraciones.
Es otro de la corporación del NO, del ME OPONGO A TODO. Como buen lamebotas debe apoyar los dichos de su Jefa gastronómica la rubia platinada, cuando afirmó que para "defender la libertad de prensa" si tenía que apoyar a la concentración de medios lo iba a hacer. Mas pro establishmente que esto, a buen entendedor...

Farkuans dijo...

¿Por qué no impulsaron esta ley hace años atrás cuando el gobierno era amigo de Clarin?

Ustedes no son lamebotas, son lame-genital.